Alejandro Gándara - web personal

Textos

Etiquetas: Columna, El Mundo

[Imprimir]

Compartir: añadir a delicious  añadir a digg  añadir a technorati  añadir a yahoo  añadir a meneame 

Otro país. En los últimos tiempos...

Alejandro Gándara

31/3/1996

En los últimos tiempos no han dejado de leerse comentarios sobre artistas y semejantes que se arrimaban al partido ganador o que venían a caerse por allí. Ni que decir tiene que a los comentarstas les chorreaban los colmillos. Quitando los casos viles, de los que fletaban un jet desde Miami para aterrizar en mitad de una paella multitudinaria, la verdad es que más que el rostro del oportunismo, lo que se pintaba en las caras era una indigencia tristona. En la televisión y en los periódicos los personajes aparecían llenos de accesorios rutilantes y enseñando una sonrisa estrellada, pero en la memoria salía fotografiado un país sin recursos, de actores mendicantes, cantantes en el túnel del metro y escritores que sueñan de hambre con una columna semanal. Los artistas en estos pagos dependen de la súplica, de la amistad, del parentesco o del talento delante de una ventanilla, y hace tiempo que observaron que el genio dura en la imaginación lo que tardan en aparecer en la carne las primeras arrugas de la servidumbre y del hambre. No hay mucha diferencia entre los que son famosos y los que no lo son. La fama por aquí consiste en tener la oportunidad de estar empezando siempre y a nadie nada (porque no hay nada) le garantiza un horizonte que vaya más allá de la última función, del último disco o de la última novela. De las páginas satinadas y en color se puede pasar (y se pasa) sin transición a un banco y a una manta hecha con papel de periódico. Se dirá que a los artistas les pasa como a todo el mundo. Es posible, pero no con lo mismo. No todo el mundo es zarandeado hacia arriba y hacia abajo en un universo sin suelo, sin territorio y sin referencias. Y no a todo el mundo le sacan en los periódicos, manchado de deshonra, porque quiera comer todos los días.

© 2008 Alejandro Gándara

Tres Tristes Tigres